¿Es correcto apelar al “asco” para desincentivar la explotación animal?

Preguntas Frecuentes Veganas - La Guia Veg

Preguntas frecuentes veganas

¿Es correcto apelar al "asco" para desincentivar la explotación animal?




Pedir respeto a los animales apelando al asco, por ejemplo, con argumentos como: “la carne es el cadáver de un animal en descomposición”, “la leche tiene una gran cantidad de partículas de pus”, “es normal que los animales estén todo el tiempo encima de sus excrementos hasta que van a ser asesinados”, entre otros; desvía el mensaje correcto del veganismo, al tiempo que tergiversa la intención de identificar a los animales como sujetos que merecen respeto, y pasa a dar la idea de que los veganos buscamos mejorar las condiciones en las que se realiza la explotación animal, lo cual es totalmente incorrecto e injusto con los demás animales.

Incluso, como vemos hoy en día, es posible que se repliquen sabores, texturas, olores y colores de los “productos” de origen animal sin implicar algún tipo de explotación para ellos, y pese a que algunas personas prefieren evitarlos, esto no deja de ser una preferencia personal sin implicaciones éticas.

El veganismo nada tiene que ver con el asco a los productos de origen animal, ni con su sabor o textura, tampoco se limita únicamente al rechazo de la explotación de los animales usados para el consumo humano, sino que se trata de ética y se aplica en todos los aspectos de nuestras vidas.


FUENTES:



Preguntas frecuentes veganas

¿Es correcto apelar al "asco" para desincentivar la explotación animal?




Pedir respeto a los animales apelando al asco, por ejemplo, con argumentos como: “la carne es el cadáver de un animal en descomposición”, “la leche tiene una gran cantidad de partículas de pus”, “es normal que los animales estén todo el tiempo encima de sus excrementos hasta que van a ser asesinados”, entre otros; desvía el mensaje correcto del veganismo, al tiempo que tergiversa la intención de identificar a los animales como sujetos que merecen respeto, y pasa a dar la idea de que los veganos buscamos mejorar las condiciones en las que se realiza la explotación animal, lo cual es totalmente incorrecto e injusto con los demás animales.

Incluso, como vemos hoy en día, es posible que se repliquen sabores, texturas, olores y colores de los “productos” de origen animal sin implicar algún tipo de explotación para ellos, y pese a que algunas personas prefieren evitarlos, esto no deja de ser una preferencia personal sin implicaciones éticas.

El veganismo nada tiene que ver con el asco a los productos de origen animal, ni con su sabor o textura, tampoco se limita únicamente al rechazo de la explotación de los animales usados para el consumo humano, sino que se trata de ética y se aplica en todos los aspectos de nuestras vidas.


FUENTES: