¿Hay diferentes razones para ser vegano?

Preguntas Frecuentes Veganas - La Guia Veg

Preguntas frecuentes veganas

¿Hay diferentes razones para ser vegano?




No.

El veganismo, por definición, es una postura ética que incluye a los demás animales como seres que debemos considerar moralmente, y que por tanto se aplica en cada aspecto de nuestras vidas y sin condicionarse por los beneficios o perjuicios que involucre respetar a los animales. El veganismo, como “movimiento social”, es el único espacio que tienen los demás animales para que visibilicemos su explotación y pidamos respeto incondicional a sus vidas y libertad.

Aunque comúnmente se asocia el veganismo con salud, ambientalismo, alimentación orgánica, entre otros, estas relaciones son incorrectas y no representan el significado real del término.

Por ejemplo, aunque es cierto que el veganismo en cuanto a la alimentación, puede implicar beneficios a la salud humana y menores riesgos de diversas enfermedades humanas, este no es un fundamento ético y por el contrario nos continúa situando como el centro de la decisión, además de desplazar el respeto a los demás animales a un segundo plano.

Una persona vegana, en su alimentación, evita consumir “productos” que se deriven de la explotación animal, pero no implica que evite alimentos que a pesar de no ser de origen animal, no son la opción más saludable, como alimentos procesados, ultraprocesados, frituras, u otros productos como licor, cigarrillo, etcétera. Y aunque puede ser perfectamente posible llevar una excelente salud siendo veganos, también puede haber personas veganas que no sean responsables con su salud (Como cualquier otro ser humano).

En cuanto a nuestro impacto ambiental, también es cierto que la explotación animal tiene un mayor impacto que la mayoría de alimentos de origen vegetal (según el lugar), y otros incluso procesados②③④, sin embargo, no es la regla general en la explotación de los animales. Por ejemplo, explotar a los animales como medios de transporte, probablemente tenga una menor huella de carbono que haciéndolo con máquinas o automóviles, sin embargo, esto no lo hace un acto justo. Incluso cuando hablamos de sostenibilidad, se continúa ubicando al ser humano como prioridad y no como uno, entre todos los animales que deben y merecen ser respetados.

Adoptar cambios por las razones anteriormente mencionadas, probablemente se limitaría solo a alimentación, y el término correspondiente podría ser “alimentación vegetariana estricta”.

Elegir ser veganos por algo diferente al respeto a los demás animales no es correcto, no porque esas razones no sean justas, importantes o no debamos actuar paralelamente conforme a estos objetivos, ni tampoco porque nosotros impongamos que sea así, sino porque el veganismo y su origen es netamente ético.



Preguntas frecuentes veganas

¿Hay diferentes razones para ser vegano?




No.

El veganismo, por definición, es una postura ética que incluye a los demás animales como seres que debemos considerar moralmente, y que por tanto se aplica en cada aspecto de nuestras vidas y sin condicionarse por los beneficios o perjuicios que involucre respetar a los animales. El veganismo, como “movimiento social”, es el único espacio que tienen los demás animales para que visibilicemos su explotación y pidamos respeto incondicional a sus vidas y libertad.

Aunque comúnmente se asocia el veganismo con salud, ambientalismo, alimentación orgánica, entre otros, estas relaciones son incorrectas y no representan el significado real del término.

Por ejemplo, aunque es cierto que el veganismo en cuanto a la alimentación, puede implicar beneficios a la salud humana y menores riesgos de diversas enfermedades humanas, este no es un fundamento ético y por el contrario nos continúa situando como el centro de la decisión, además de desplazar el respeto a los demás animales a un segundo plano.

Una persona vegana, en su alimentación, evita consumir “productos” que se deriven de la explotación animal, pero no implica que evite alimentos que a pesar de no ser de origen animal, no son la opción más saludable, como alimentos procesados, ultraprocesados, frituras, u otros productos como licor, cigarrillo, etcétera. Y aunque puede ser perfectamente posible llevar una excelente salud siendo veganos, también puede haber personas veganas que no sean responsables con su salud (Como cualquier otro ser humano).

En cuanto a nuestro impacto ambiental, también es cierto que la explotación animal tiene un mayor impacto que la mayoría de alimentos de origen vegetal (según el lugar), y otros incluso procesados②③④, sin embargo, no es la regla general en la explotación de los animales. Por ejemplo, explotar a los animales como medios de transporte, probablemente tenga una menor huella de carbono que haciéndolo con máquinas o automóviles, sin embargo, esto no lo hace un acto justo. Incluso cuando hablamos de sostenibilidad, se continúa ubicando al ser humano como prioridad y no como uno, entre todos los animales que deben y merecen ser respetados.

Adoptar cambios por las razones anteriormente mencionadas, probablemente se limitaría solo a alimentación, y el término correspondiente podría ser “alimentación vegetariana estricta”.

Elegir ser veganos por algo diferente al respeto a los demás animales no es correcto, no porque esas razones no sean justas, importantes o no debamos actuar paralelamente conforme a estos objetivos, ni tampoco porque nosotros impongamos que sea así, sino porque el veganismo y su origen es netamente ético.