¿Ser vegano es una “decisión personal”?

Preguntas Frecuentes Veganas - La Guia Veg

Preguntas frecuentes veganas

¿Ser vegano es una "decisión personal"?




Quizás todos hemos escuchado decir a alguien que “usar o explotar a los demás animales es solo una decisión personal”, y aunque todas nuestras decisiones en la vida son personales (como ser racistas, robar o elegir que ropa vamos a usar), este argumento se usa con el objetivo de justificar la explotación animal, como una decisión que solo nos afecta a nosotros y por ende solo debe importarle a cada uno.

Sin embargo, es incorrecto. En primer lugar, porque toda decisión que comienza a afectar a otros animales -humanos o no humanos- deja de ser un asunto únicamente nuestro o íntimo, porque comenzamos a pasar por encima de los intereses de los demás.

Incluso, en otros ámbitos pareciera que tenemos muy claro esto, como cuando protestamos contra la violación de los derechos de un ser humano, e incluso cuando rechazamos el abuso hacia los animales de especies como perros y gatos.

En segundo lugar, cuando se traspasa la libertad e integridad de los demás, pasamos de lo privado que nos concierne únicamente a nosotros y nuestras preferencias, hacia lo moral que nos afecta a todos y en lo que debemos ser participes para evitar que se vulneren los interés de los demás o los nuestros.

Una decisión como explotar a los demás animales, como robar o como atentar contra la vida de otros, por más que sean decisiones que tomamos cada uno de nosotros, no son equivalentes moralmente a otras como decidir a qué hora nadar, escoger el color de un camisa o tomar cierto camino al trabajo.

Nuestras decisiones que afectan a otros, deben estar dirigidas por la ética, por el respeto hacia los demás, y esto implica decidir ser veganos.


FUENTES:



Preguntas frecuentes veganas

¿Ser vegano es una "decisión personal"?




Quizás todos hemos escuchado decir a alguien que “usar o explotar a los demás animales es solo una decisión personal”, y aunque todas nuestras decisiones en la vida son personales (como ser racistas, robar o elegir que ropa vamos a usar), este argumento se usa con el objetivo de justificar la explotación animal, como una decisión que solo nos afecta a nosotros y por ende solo debe importarle a cada uno.

Sin embargo, es incorrecto. En primer lugar, porque toda decisión que comienza a afectar a otros animales -humanos o no humanos- deja de ser un asunto únicamente nuestro o íntimo, porque comenzamos a pasar por encima de los intereses de los demás.

Incluso, en otros ámbitos pareciera que tenemos muy claro esto, como cuando protestamos contra la violación de los derechos de un ser humano, e incluso cuando rechazamos el abuso hacia los animales de especies como perros y gatos.

En segundo lugar, cuando se traspasa la libertad e integridad de los demás, pasamos de lo privado que nos concierne únicamente a nosotros y nuestras preferencias, hacia lo moral que nos afecta a todos y en lo que debemos ser participes para evitar que se vulneren los interés de los demás o los nuestros.

Una decisión como explotar a los demás animales, como robar o como atentar contra la vida de otros, por más que sean decisiones que tomamos cada uno de nosotros, no son equivalentes moralmente a otras como decidir a qué hora nadar, escoger el color de un camisa o tomar cierto camino al trabajo.

Nuestras decisiones que afectan a otros, deben estar dirigidas por la ética, por el respeto hacia los demás, y esto implica decidir ser veganos.


FUENTES: