¿En mi país también hay explotación animal?

Preguntas Frecuentes Veganas - La Guia Veg

Preguntas frecuentes veganas

¿En mi país también hay explotación animal?




En todos los países del mundo millones de animales son explotados día a día para servirnos de alguna forma a los seres humanos, ya sea para asesinarlos y usarlos como “alimento”, o para usar sus cuerpos como máquinas y producir lana, huevos, lácteos y otros, para forzarlos a que nos produzcan más animales para explotar, para experimentar en ellos, usarlos como entretenimiento, etc.

Y esto constituye un acto injusto que debemos acabar y elegir cambiar cada uno de nosotros. No existe una forma de explotación animal menos injusta que otra, todas ellas, sin excepción, implican usar a un animal a nuestra voluntad, lo cual no es nada diferente a lo que denominamos esclavitud. Tampoco hay forma de darle un “bienestar” a un animal que está siendo explotado, pues sea cual sea ese “bienestar”, seguirá ligado a la voluntad humana y será visto simplemente como un ser sin derechos que debe someterse.

Los demás animales sienten y son conscientes de sí mismos y de su entorno②③, y esto implica que tengan intereses como vivir y no sufrir, y nosotros violamos esos intereses al usarlos, lo cuál lo convierte en un acto injusto.

Lamentablemente en todas las sociedades del mundo actual, y en general, se continúan considerando a los demás animales como objetos y no como sujetos merecedores de respeto. Y esta es precisamente la raíz del problema que buscamos terminar al elegir ser veganos.



Preguntas frecuentes veganas

¿En mi país también hay explotación animal?




En todos los países del mundo millones de animales son explotados día a día para servirnos de alguna forma a los seres humanos, ya sea para asesinarlos y usarlos como “alimento”, o para usar sus cuerpos como máquinas y producir lana, huevos, lácteos y otros, para forzarlos a que nos produzcan más animales para explotar, para experimentar en ellos, usarlos como entretenimiento, etc.

Y esto constituye un acto injusto que debemos acabar y elegir cambiar cada uno de nosotros. No existe una forma de explotación animal menos injusta que otra, todas ellas, sin excepción, implican usar a un animal a nuestra voluntad, lo cual no es nada diferente a lo que denominamos esclavitud. Tampoco hay forma de darle un “bienestar” a un animal que está siendo explotado, pues sea cual sea ese “bienestar”, seguirá ligado a la voluntad humana y será visto simplemente como un ser sin derechos que debe someterse.

Los demás animales sienten y son conscientes de sí mismos y de su entorno②③, y esto implica que tengan intereses como vivir y no sufrir, y nosotros violamos esos intereses al usarlos, lo cuál lo convierte en un acto injusto.

Lamentablemente en todas las sociedades del mundo actual, y en general, se continúan considerando a los demás animales como objetos y no como sujetos merecedores de respeto. Y esta es precisamente la raíz del problema que buscamos terminar al elegir ser veganos.